Un joven incrusta una cámara de video en un pequeño avión radio controlado con el fin de hacer una sátira del clásico cinematográfico protagonizado por Tom Cruise, Top Gun.  Todo parece ir bien en principio, pero el avión termina acercándose demasiado a un avión comercial, con las consecuencias que se aprecian en el siguiente video.

Hay que decir que como idea es bastante curioso (aunque hubiera sido mejor si hubieran utilizado dos aviones), pero los peligros que trae consigo esta “broma” parecen ser demasiado altos.  No quiero pensar lo que hubiera pasado si, por ejemplo, el avión a radio control se hubiera incrustado dentro de una de las turbinas de su “hermano mayor”.  A esa velocidad, de hecho, cualquier golpe contra el fuselaje podría haber creado daños de consideración (muchos recordarán el post de las aves).

Esto sin tener en cuenta, claro, los costos del pequeño aparato, que por algún tiempo dudo que pueda volver a volar nuevamente.

Popularity: 2% [?]

Related posts:

  1. El Gato Volador [Video]
  2. Aterrizaje de emergencia en las calles de Florida [Video]