Tal parce que las langostas, un azote para los granjeros alrededor del mundo, pueden servir a un propósito después de todo. Con la ayuda del túnel de viento y una cámara digital de alta velocidad, los científicos han capturado los cambios en la forma de las alas de la langosta durante el vuelo y han creado, por primera vez un modelo de computadora que recrea el flujo de aire y el empuje generado por el complejo movimiento de aleteo.

langostaAl modelar los secretos de aerodinámica de la langosta, se está cada vez más cerca de crear robots miniatura voladores que posean la maniobrabilidad y la eficiencia de energía de un insecto. De esta manera sería más fácil diseñar micro aeronaves que tendrían amplias aplicaciones para tareas de búsqueda y rescate, actividades militares y en la inspección de ambientes peligrosos.

La investigación fue conducida por el Doctor John Young de la Universidad de New South Wales (UNSW) en Australia y un equipo de investigación del vuelo animal del Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford. Este equipo descubrió que la llamada “Paradoja del escarabajo”, la cual afirmaba que los insectos voladores desafían las leyes de la aerodinámica, no es correcta y que la moderna aerodinámica puede modelar el vuelo de los insectos de forma muy precisa.

Los sistemas biológicos han sido optimizados a través de la presión evolutiva durante millones de años por lo cual se han desarrollado múltiples ejemplos de desempeño que superan por mucho lo que el ser humano puede construir de manera artificial.

Las delicadas estructuras de las alas de los insectos, con sus vueltas y curvas y sus superficies estriadas y arrugadas están mucho más allá de lo que el ser humano puede lograr con las alas rectas de los aviones modernos.

Hasta hace poco no era posible medir o determinar la forma de las alas de los insectos en vuelo en parte debido a que estos aletean muy rápido y también por la forma tan complicada que tienen esas alas. Las langostas son insectos interesantes para los ingenieros gracias a su habilidad de volar grandes distancias con reservas de energía limitadas.

Una vez que el modelado computarizado del movimiento del ala de la langosta fue perfeccionado, los investigadores corrieron simulaciones modificadas con el fin de encontrar porque la estructura del ala era tan compleja.

Durante un test, los investigadores removieron las estrías y las curvas dejando la torsión, mientras que en otra prueba fueron reemplazadas las alas con placas rígidas planas. Los resultados mostraron que los modelos simplificados producían sustentación pero eran mucho menos eficientes y requerían mucho más poder para el vuelo.

El mensaje para los ingenieros que trabajan construyendo micro vehículos aéreos similares a insectos es que la gran capacidad de sustentación de las alas de estos es relativamente fácil de lograr, sin embargo es en los detalles del ala deformable de los insectos donde está la clave para lograr vuelos de grandes distancias como las langostas con un consumo mínimo de energía.

Popularity: 5% [?]

No related posts.