Probablemente todos los que se pasan por aquí han escuchado alguna vez a alguien hablar de la “caja negra” de un avión, ese misterioso dispositivo del que en general no se sabe mucho, y del que además se dice bastante poco, que últimamente ha despertado una enorme curiosidad a partir de la reciente tragedia de Air France.

Pero ¿qué es exactamente una caja negra? ¿cómo funciona? y sobre todo ¿por qué es tan importante?

Caja Negra

Lo primero que tenemos que aclarar es que la caja negra no es precisamente negra sino de color naranja – como puede apreciar en la imagen superior-, y que no es “la” caja, sino que de hecho son dos las cajas negras que se utilizan en las aeronaves.  Aclaremos de todas formas que esta no fue una denominación arbitraria , sino que las cajas eran efectivamente negras en sus comienzos sobre la década del 50′.  La decisión de pintarlas de naranja claro fue posterior, en un intento por hacerlas más visibles al momento de la búsqueda, aunque su denominación se mantuvo inalterable.

El motivo de la presencia de dos cajas a diferencia de una es que las mismas, lejos de ser idénticas, tienen dos fines radicalmente distintos: por un lado registrar todos los datos técnicos de los controles de la aeronave, y por otro registrar una grabación sonora de todas las conversaciones de la cabina.  La idea es que la combinación de estas tecnologías le permitan determinar a los investigadores la causa de un posible accidente, mediante la recuperación de todos los datos y la representación posterior de todo lo que sucedió en el vuelo.

caja-negra-2Es así que todos los vuelos comerciales están obligados a contar, por un lado, con una Grabadora de Datos de vuelo (FDR por sus siglas en inglés), encargada de almacenar todos los parámetros técnicos del avión como altitud, velocidad, niveles de combustible, presurización, rendimiento de los motores, posición de los controles y hasta la fecha y hora exactas por -al menos- 25 horas; y por otro con una Grabadora de Voz en Cabina (CVR por sus siglas en inglés), encargada de registrar el audio en hasta cuatro canales que combinan la señal de los micrófonos y cascos de los pilotos, al mismo tiempo que todo el sonido ambiente en la cabina por un período mínimo de 30 minutos y máximo de 2 horas.

La tecnología de las cajas negras permite que, si por alguna razón los tiempos de vuelo fueran mayores a los soportados por el registro de las mismas, la nueva información sobreescribe a la anterior, borrando siempre lo más antiguo para dar lugar a lo más nuevo.

caja-negra-3Su característica más importante se encuentra, sin embargo, en su robusto diseño que le permite recibir fuertes impactos manteniendo sus circuitos totalmente intactos, al mismo tiempo que los hace resistentes al fuego, siendo capaces de resistir una temperatura de hasta 1.100ºC por al menos media hora.  Además, son ubicadas en la parte posterior del avión, cerca de la cola, en un intento por reducir al máximo la fuerza del impacto.

Las cajas negras emiten además una frecuencia de 37,5hz que hace más rápida su búsqueda, y que incluso puede ser perceptible en profundidades de hasta 4,000 metros, para casos como el mencionado suceso del vuelo 447.

Los nuevos estudios para el desarrollo de las cajas negras del futuro ya apuntan a transmisiones digitales por Internet que registren toda esta información en ordenadores en tierra, de forma de que se pueda acceder a todos estos datos de forma instantánea en caso de siniestro, evitando las tareas de búsqueda que pueden en algunos casos llegar a resultar imposibles.

Popularity: 5% [?]

No related posts.