Los helicópteros autónomos ofrecen una plataforma altamente maniobrable y versátil en escenarios muy diversos. Sin embargo, el programar estos artefactos para realizar acrobacias complejas ha mostrado ser un reto formidable a menos que puedan aprender por si mismos.

Un helicóptero diseñado por científicos de Stanford hace exactamente eso, aprender a volar observando otros helicópteros en el aire. Esto constituye un gran logro, ya que es una importante demostración de aprendizaje robótico a través de la observación que le permite a este sistema de inteligencia artificial producir una espectacular exhibición de vuelo.

stanford

Este helicóptero puede realizar por lejos las más difíciles maniobras acrobáticas de entre todos los helicópteros controlados por computadora, de acuerdo al equipo que desarrollo el sistema conformado por Andrew Ng, Pieter Abbeel, Adam Coates, Timothy Hunter y Morgan Quigley.

Este helicóptero desarrollado en Stanford está equipado con instrumentación y equipos añadidos por los investigadores que incluye acelerómetros, giroscopios y magnetómetros los cuales usan el campo magnético de la tierra para que así el aparato pueda contar con sentido de orientación. La localización exacta del helicóptero es señalada por un receptor GPS en la aeronave o por cámaras ubicadas en tierra (con un helicóptero de mayor tamaño todo el equipo de navegación podría ser colocado a bordo del mismo).

A continuación les dejamos un pequeño video con el aparato en funcionamiento:

Escribir el software para un helicóptero robótico puede ser una tarea monumental, sobre todo debido a que los helicópteros, a diferencia de las aeronaves de ala fija, son inherentemente inestables. Durante un vuelo con un experto en los radio controles, todos los datos de los sensores son guardados en un sistema que realmente “mira y analiza” lo que el experto hizo durante el vuelo.

stanford-2Podría pensarse que un helicóptero autónomo podría volar simplemente al imitar los movimientos exactos de un piloto experto usando los controles remotos del helicóptero. Tal idea, sin embargo, no es aplicable debido a las variables incontrolables como las corrientes de viento.

Al inicio de sus investigaciones, Abbel y Coates trataron de escribir código de programación que especificaría los comandos para una trayectoria de helicóptero deseable volando una maniobra específica. Mientras que esta idea funcionaba a la perfección con maniobras simples de nivel de novatos, fallaba completamente con maniobras mucho mas complejas. Por esta razón los investigadores consiguieron pilotos expertos que realizaron rutinas acrobáticas enteras mientras cada maniobra del helicóptero era grabada. Mientras las maniobras eran repetidas múltiples veces, la trayectoria del helicóptero variaba un poco inevitablemente con cada vuelo. Sin embargo los algoritmos de aprendizaje creados por los investigadores fueron capaces de discernir la trayectoria ideal que el piloto estaba buscando. Además, el helicóptero autónomo pudo aprender a volar la rutina mejor y de manera más consistente que los mismos expertos.

Durante un vuelo robótico, algo de la instrumentación necesaria está montada en el helicóptero y otra parte en tierra. En conjunto, este equipo monitorea constantemente la posición, dirección, orientación, velocidad, aceleración y rotación del helicóptero en múltiples dimensiones. Una computadora ubicada en tierra comprime los datos, efectúa cálculos rápidos y determina nuevas direcciones de vuelo que comunica al helicóptero por medio de la radio unas 20 veces por segundo.

Popularity: 4% [?]

Related posts:

  1. Sistema (Rotor Coaxial), el Futuro Diseño Del Helicóptero
  2. Sistema de Visibilidad Para Todo Tipo de Ambientes (DNAE)
  3. OTAN logra contrato por 16 millones de euros para helicópteros Chinook de España
  4. Rusia Desarrolla el Nuevo Helicóptero Mi-38
  5. Se estrella helicóptero de la Fuerza Aérea Sudafricana